Tratamiento

Existen dos líneas principales de tratamiento, una conservadora o no quirúrgica y la otra quirúrgica o invasiva. La opción de tratamiento no quirúrgica o conservadora se divide a su vez en:
a) Agentes de aplicación local o Tópico
 
1. Antitranspirantes de tipo alcohol y de aluminio. Son compuestos que se aplican sobre la piel y su efecto principal es bloquear los conductos excretores de las glándulas sudoríparas, los agentes astringentes actúan directamente sobre las glándulas y el epitelio. Desafortunadamente poseen un efecto eficaz de tiempo muy corto y tienen el inconveniente de aplicarse de manera regular y en consecuencia causa irritación severa de la piel, tanto que algunos pacientes no toleran dicha aplicación o causa alergia y enfado.
 
2. Soluciones astringentes. Estos compuestos causan un daño directo a las glándulas y epitelio de la zona afectada, se utiliza principalmente el ácido tánico y el glutaraldehido, con el efecto colateral de ser doloroso, causar irritación severa de la piel y mantiene dichas zonas enrojecidas constantemente.
 
b) Agentes de aplicación sistémica.
 
1. Medicamentos anticolinérgicos . Como el bromuro de glycopirronium y el de propantelina, causan un efecto directo de disminución de sudor, sin embargo, el número de efectos colaterales que produce su ingesta es muy significativo y lo hace impráctico, tales efectos son: boca seca, visión borrosa, retención urinaria y constipación y no se pueden indicar por periodo largo de tiempo.
 
2. Benzodiazepinas. Suele ser útil en la disminución de la ansiedad y del estimulo emocional en algunos pacientes, pero sólo son indicados por periodos cortos de tiempo, su utilización prolongada puede causar efecto de dependencia con efectos de letargia que obligan a un uso muy limitado.
 
3. Iontoforesis. Ha sido descrita como la introducción de una sustancia ionizante a través de la piel intacta por medio de la aplicación de corriente directa. El mecanismo preciso de cómo evita la sudoración no es muy bien entendido, entendiendo hasta ahora que se trata de un bloqueo temporal de los conductos sudoríparos en la piel y es recomendado para áreas pequeñas específicas de sudoración excesiva, se han reportado buenos resultados en el tratamiento de las palmas y plantas de los pies, siendo muy limitado para las axilas. El proceso debe de ser repetido varias veces hasta obtener el efecto deseado y una vez logrado, se debe de ajustar una terapia de mantenimiento, se estima por reportes serios que el periodo de tiempo libre de sudoración excesiva es de aproximadamente 2 a 14 meses después de terminada la terapia. Se contraindica en pacientes con marcapasos, embarazo o implantes ortopédicos.
 
4. Toxina butulínica ( BOTOX). Es una poderosa neurotoxina producida por la bacteria Clostridium botulinum, utilizada ampliamente con fines cosméticos para evitar las arrugas de piel, dicha toxina bloquea la transmisión del estímulo nervioso a través de las terminales de los nervios simpáticos y la glándula sudorípara (inhibe la acetilcolina). La manera de uso es la aplicación directa de la toxina por medio de una jeringa en inyección seriada en la piel del área de hiperhidrosis, por ejemplo, en las palmas de las manos se colocan hasta 50 inyecciones por cada mano. La duración del efecto varia dependiendo de cada individuo, con una recidiva de sudoración exagerada en promedio de 4 a 6 meses. Las complicaciones son primeramente las debidas a la aplicación en la piel como hematomas (moretones), inflamación de la piel (edema), dolor, eritema (enrojecimiento), parestesias (disminución de sensibilidad) y atrofia de algunos músculos con debilidad de diferentes grados, provocando inhabilidad para sostener o para el agarre en caso de las palmas de las manos. Existen casos reportados de pacientes que han desarrollado anticuerpos para la toxina, lo cual reduce su efecto terapéutico. El problema de la aplicación directa causa disconfort e intolerancia en algunos pacientes, ya que no toleran un sin número de inyecciones en partes tan sensibles como las palmas o plantas de los pies. Sin embargo, es bien tolerada para la axila, donde es mejor tolerada, con el conocimiento de un efecto temporal. Todos los tratamientos conservadores antes mencionados tienen un efecto Temporal sobre la condición de hiperhidrosis, sólo los tratamientos quirúrgicos son considerados como definitivos. Se considera a la cirugía como última opción de tratamiento o en casos en que la hiperhidrosis es muy severa, lo anterior debido a sus potenciales complicaciones, sin embargo, cada procedimiento quirúrgico posee ventajas y desventajas sobre los demás. Las opciones quirúrgicas o invasivas son las siguientes:
 
1. Escisión del tejido de la axila. Es un procedimiento definitivo por medio de la resección quirúrgica del tejido de la axila, se realiza resecando la piel y tejido subcutáneo en bloque o sólo el tejido subcutáneo adyacente. Es un procedimiento de cirugía plástica o reconstructiva que tiene los inconvenientes de ser específica para la axila, como complicaciones potenciales el sangrado, hematoma, hidradenitis (inflamación de las glándulas), necrosis de la piel, mala cicatrización que reduzca el movimiento del hombro, infección y dolor.
 
2. Liposucción de la axila. Se realiza bajo anestesia general con una pequeña incisión en el pliegue anterior de la axila, se introduce una cánula de aspiración y se procede a aspirar la grasa subcutánea del área en cuestión. Se han reportados buenos resultados para la hiperhidrosis y la osmidrosis (mal olor). Se entiende que se realiza destrucción de las uniones nerviosas de las glándulas, sin embargo, la verdadera eficacia del tratamiento aún es desconocida.
 
3. Simpatectomía Toracoscópica. Ver simpatectomía toracoscópica.