AA+

Posibilidades de curación

Los pacientes con hiperhidrosis severa generalmente son (con más frecuencia) mujeres jóvenes que buscan ayuda en primer nivel con amistades o sus familiares cercanos, la primera línea se limita a agentes tópicos como desodorantes y sustancias astringentes, poco después y ante el fastidio del uso continuo y muy frecuente de dichos agentes, recurren a consultas con amigos y en el mejor de los casos acuden con el dermatólogo, sin embargo, las opciones terapéuticas no difieren mucho. Pocos son los médicos que conocen realmente el problema de base principal de la hiperhidrosis, y de ofrecer una opción más en el tratamiento.

Las posibilidades de curación definitiva o el cese total de la sudoración sólo se logra con un tratamiento quirúrgico. No quiere decir que todos los pacientes deban de operarse, lo indicado es analizar cada caso en particular y decidir quienes pueden ser beneficiados con un procedimiento quirúrgico basados principalmente en la gravedad o severidad de la hiperhidrosis, desde luego, se debe de haber descartado que exista alguna otra causa posible de sudoración excesiva.

Idealmente la cirugía se debe utilizar como última opción de tratamiento cuando todos los tratamientos conservadores han fracasado, sin embargo, existen casos tan severos que son muy limitantes y acuden directo a cirugía, otros casos, de alguna manera resultan refractarios a el manejo conservador y terminan con la opción de cirugía, sin embargo, no debemos de olvidar que la hiperhidrosis se presenta como un fenómeno de diferentes grados de sudoración y puede ser que algunas personas respondan adecuadamente al manejo conservador, dejando los casos más severos para cirugía.