AA+

Enfermedad o fenómeno

A lo largo del tema, se ha comentado de la hiperhidrosis como un fenómeno, desorden o condición, no tenemos la intención de hablar de una enfermedad, toda vez que para el tipo de hiperhidrosis primaria o de causa desconocida (tipo más frecuente), no existe una explicación para tal desorden. Además de que hasta ahora, se considera únicamente como una estimulación exagerada de las glándulas sudoríparas de ciertas partes del organismo y no como una entidad patológica médica que debe de ser reconocida como tal.

El otro extremo del concepto es: ¿Si no se considera como enfermedad, se trata sólo de un defecto físico como el color del pelo o de la piel?. Quizás este concepto simplista no sea suficiente para algunas personas. La piedra angular de esta condición es la percepción y limitación del individuo ante la condición de encontrarse constantemente húmedo por exceso de sudoración en ciertas partes del cuerpo, condicionando limitantes físicas, sociales, psicológicas y laborales. Cuando la persona llega a éste punto, el sólo “defecto” toma otro giro con repercusiones graves al individuo. Es por esto qué, el concepto definido en el diagnóstico cobra un interés especial, obligando a las personas afectadas a buscar ayuda, al inicio con familiares, amigos o vecinos, pero posteriormente acudiendo a médicos o clínicas para su información y entendimiento. Es esta nuestra labor como centro de hiperhidrosis, brindar la información esencial y el planteamiento detallado paso a paso para que la persona comprenda la magnitud de su problema y se sitúe de manera voluntaria y concreta en el concepto de condición patológica.

Algunas personas no consideran esta condición como un problema grave que amerite tratamiento definitivo, desde que tienen uso de razón viven con esta condición y para ellos es completamente normal, por tal motivo, cada caso deberá de ser analizado en particular y determinar si existen las limitaciones antes mencionadas que obliguen a llegar a una solución definitiva. Nos queda claro que las personas que consideran su condición como “normal” no llegan de manera voluntaria y convencida a buscar información o acercarse a un centro formal de tratamiento, casi siempre, estas personas serán referidas por otras quines perciben la situación recomendando el buscar ayuda. Este es el motivo por el cual nos damos a la tarea de crear sitios como este donde se puedan definir situaciones particulares.